Ministerios      




    Como Organizar un Club
    Voto & Ley
    Filosofia & Objectivos
    Estructura & Organizacion
    Nuestra Historia
    Clases
    Honores/Especialidades
    GM Aventureros
    Logos
    Recursos
    Historias
    Para Pintar
    Himno
    Uniforme



Organización y Estructura del Club de Aventureros

Organización

La comisión directiva del Club:
La comisión directiva del Club de los Aventureros se reúne regularmente, a lo menos una vez por mes, para hacer planes tanto de largo como de corto alcance. Desarrolla el calendario anual de eventos, tiene que ver con problemas disciplinarios importantes, nombra al personal de apoyo y prepara el presupuesto anual. Esta comisión incluye a las siguientes personas: El director del Club (presidente) El director asociado El secretario El tesorero El capellán Un representante del Club de Padres (padre o madre) El Pastor (miembro en virtud de su cargo)
La junta del personal del Club
La junta del personal del club se reúne regularmente para atender acontecimientos diarios y trazar planes relacionados con eventos especiales como ser un campamento u otra actividad. Este grupo debería reunirse cada semana inmediatamente antes o después de la reunión del Club, para tratar asuntos de interés inmediato, escuchar anuncios y resolver problemas que requieran atención inmediata. La junta del personal del Club abarca a las siguientes personas: Los miembros de la comisión directiva del Club de los Aventureros Los consejeros Los consejeros en vías de preparación Los instructores El Anciano-Consejero de las actividades de los jóvenes (en virtud de su cargo)


Lideres de Aventureros
Responsabilidades de los Lideres


Ampliar

 
Funcionamiento del Club
Ceremonias
Administraciín y Planificación

ADMINISTRACIÓN DEL CLUB

El club de Aventureros la da una excelente oportunidad a los miembros adultos de la iglesia a que puedan trabajar con los niños.
Programa: Los oficiales del club de Aventureros Son responsables del planteamiento Del programa del club. El directos es el presidente de la junta. Cualquier sugerencia es bien recibida.

Para mejores resultados los oficiales invitan a los padres de Aventureros para la planeación del programa del club. Es realista pensar en el calendario de los Aventureros al igual que el año escolar, sin embargo, el calendario regular de enero a diciembre también funciona.

OFICIALES DEL CLUB
Director

El director del club de Aventureros es responsable de proveer un programa que alcance satisfactoriamente los objetivos para el club.
El director del club preside las reuniones de los oficiales. Se mantiene en contacto con el director de acuerdo a como le es requerido. Debería ser una persona que entienda a los niños, que trabaje con los oficiales, que sea responsable, que posea el deseo de reconocer nuevas ideas y que muestre iniciativa para implementar las ideas.
Sobre todo, el director es un cristiano Adventista del Séptimo día, sincero y su vida demuestra lo que Dios puede hacer. El director de Aventureros es un miembro de la junta de la Iglesia.

  1. Convocar y presidir la comisión directiva de su agrupación.
  2. Elaborar la planificación anual junto con su comisión.
  3. Orientar y supervisar la marcha de las actividades semanales de su agrupación.
  4. Orientar la tarea de los consejeros de unidades de su agrupación.
  5. Mantener informado al director general, pastor, y al anciano consejero. Capacitarse continuamente para mejorar su liderazgo.
  6. El club no crecerá más de lo que su Director lo haga.
  7. Participar como miembro de la Junta Directiva de Iglesia (Manual de Iglesia pp. 87).

Directores Asociados

Los directores asociados reciben tareas del director y comparten las responsabilidades de liderazgo del club. Los directores asociados mantienen los registros y recopilan reportes regulares para la asociación. Pueden asumir las responsabilidades de oficial de financieros, secretario/a y capellán. En clubes grandes se puede agregar un asociado para planear actividades y proyectos de la naturaleza, supervisar manualidades y planear eventos especiales.

  1. Colaborar estrechamente con el Director.
  2. Reemplazar al Director o a los Consejeros cuando estos no estén.
  3. Cuidar el orden y el cumplimiento de los reglamentos dentro de su agrupación.
  4. Colaborar con el Director en la supervisión de las actividades de su agrupación.
  5. Colaborar en las actividades de difusión y comunicación de los programas y eventos del Club de Aventureros.

Secretario

  1. Inscribir al club, sus responsables, planificación y las firmas que deberán ser autorizadas en la Asociación antes de comenzar las actividades regulares.
  2. Inscribir a los chicos, incluyendo un registro en fichas de inscripción, fichas médicas, autorización de los padres (para participar del club y para viajes y salidas), fotocopia de la Cédula de Identidad (DNI o Certificado d eNAcimiento)de los niños.
  3. Llevar un cuidadoso registro de la asistencia semanal.
  4. Entregar y recoger las planillas de control semanal de cada unidad.
  5. Preparar los informes (Evaluación trimestral del club) que solicite el Secretario General para ser enviados a la Asociación.
  6. Determinar antes de los campamentos, la situación semanal, pago de cuotas y puntaje de cada integrante de su agrupación.
  7. Elevar a la Dirección General un informe de la evaluación realizada por la comisión directiva después de cada campamento.
  8. Rendir semanalmente cuentas al Tesorero General de los ingresos y egresos del Club.
  9. Llevar al día un libro de actas de las reuniones de la Comisión Directiva del Club.

Tesorero

  1. Llevar un cuidadoso registro del pago de cuotas y entregar recibos por los pagos efectuados.
  2. Recoger y anotar todas las entradas como ser las cuotas de los socios, los donativos regulares y esporádicos, las ofrendas, el producto de las ventas realizadas, el producto de la recolección de fondos, las cuotas especiales para campamentos, excursiones y viajes, etc. Remitir el dinero al tesorero de la Iglesia para que lo mantenga en reserva.
  3. Llevar una contabilidad sencilla, con toda la documentación que respalde los movimientos de dinero.
  4. Desembolsar el dinero en armonía con los acuerdos de la comisión directiva del Club.
  5. Mantener una caja chica, para los gastos menores del Club, de acuerdo con el tesorero de la Iglesia.
  6. Hacer un inventario de todos los activos y pasivos del Club.
  7. Realizar planes para juntar fondos hacia objetivos mayores (Asistencia a un Aventurí, compra de equipo, etc.)

Capellán

  1. Responsable de las actividades espirituales de la Agrupación.
  2. Velar por el cumplimiento de los objetivos misioneros de la Agrupación.
  3. Dirigir los momentos devocionales de la agrupación.
  4. Mantener la unidad espiritual en los campamentos y en las demás actividades de la Agrupación.
  5. Velar por la vida espiritual individual de los Aventureros, comisión directiva y padres.
  6. Coordinar, junto con el Ministerio del Niño de la Iglesia, el sermón del día del Aventurero.
  7. Organizar clases de estudios bíblicos (Yo Creo), para preparar una base espiritual con el objetivo de un futuro bautismo.

El consejero

El Consejero de Aventurero es un miembro clave de oficiales. En una unidad de cuatro a ocho miembros, un consejero para los niños y una consejera para las niñas. El consejero se relaciona con cada miembro y comparte con la unidad en cada una de las actividades. El consejero conoce a cada uno de los padres y las condiciones del hogar de cada miembro de necesidades sociales, emocionales y espirituales. El consejero esta presente en cada reunión y actividad y planea eventos de unidad las cuales le permitan los oficiales. El consejero adulto es responsable por la asistencia de la membresía de la unidad y porque los requisitos de la ciase de Aventureros sean completados por el Aventurero y el apoyo paternal de los miembros de Aventureros.

  1. Brindar atención y orientación individualizadas a cada uno de los integrantes de su unidad.
  2. Asesorar y apoyar la labor de liderazgo del capitán de unidad.
  3. Supervisar la marcha de su unidad y colaborar estrechamente con los directivos de su agrupación.
  4. Velar por el rendimiento e integración de cada uno de los integrantes de las unidades entre ellos, y con las demás unidades.
  5. Estar con su unidad todo el tiempo, todo el tiempo.
  6. Encargarse de la clase o la unidad y dirigirla, y trabajar con los Aventureros mientras dure el desarrollo del programa.
  7. Animar a los miembros de la unidad, enseñarles y evaluar sus progresos, con la mira de que alcancen el éxito en ocasión de la ceremonia de investidura.
  8. Dar un buen ejemplo de pulcritud, asistencia, puntualidad, uso del uniforme.
  9. Debe ser un modelo de conducta cristiana y relaciones interpersonales.
  10. Es el nexo directo con los padres de los Aventureros.

Instructores

Instructores para las diferentes ciases y habilidades pueden ser sacados de la iglesia, por especialistas en ciertos campos pueden ser obtenidos de la comunidad para que puedan conducir algunos cursos. La responsabilidad de los instructores es enseñar la ciase y reflejar los ideales de los ASD.

  1. Organizar, preparar y ejecutar un plan de actividades especiales para poder cumplimentar eficazmente los puntos de las tarjetas.
  2. Distribuir responsabilidades entre los Consejeros para el avance de los requisitos necesarios, tanto en tarjetas como en especialidades.
  3. Llevar un control específico del progreso de cada integrante del Club (tanto niños como adultos), en cuanto a su clase progresiva.
  4. Organizar juegos y actividades recreativas.

Preparación de oficiales
Es la responsabilidad de cada uno de los oficiales de Aventureros asistir a las diez horas del seminario de entrenamiento para líderes de Aventureros que es patrocinado por su asociación, los temas son:

  1. Historia, filosofía y propósito del club.
  2. Entendimiento al Aventurero.
  3. Liderazgo del club.
  4. Organización del club.
  5. Programación del club.
  6. Programa de estudio de Aventureros.
  7. Ciases de Aventureros.
  8. Red familiar de Aventureros.
  9. Recursos

Progreso de los oficiales.
Los oficiales del club de Aventureros se fortifican ellos mismos con el estudio continuo para mejorar su entendimiento sobre el niño y los métodos de programación del club.
Ejemplo: Leyendo libros acerca de niños y programación; asistiendo a los cursos de conserjerías para oficiales de Aventureros, retiros espirituales, convenciones patrocinadas por la asociación o unión local, y reuniones de oficiales con el director de Aventureros de la asociación / misión.

Planificación

Un club de Aventureros no debería comenzar sus actividades sin antes poseer una Planificación. Es necesario trazar un plan y seguirlo cuidadosamente. La buena planificación es uno de los factores más importantes en el éxito del funcionamiento de un club de Aventureros. Un plan que abarque objetivos amplios se debería definir primeramente para un año entero, después para un trimestre, y finalmente para reuniones semanales o bimensuales (dos veces por mes). El personal directivo del club es responsable de planificar los programas. El director es el presidente de la comisión de planificación. Se le debería dar la bienvenida a las sugerencias, de donde vengan. Es conveniente que el año del club de Aventureros corra paralelamente con el año escolar.
Al planificar un programa, el personal directivo debería tener en cuenta los siguientes aspectos:
¿Qué esperan lograr los dirigentes durante este período? (Blancos, objetivos) Los objetivos deberían ser la columna de la planificación, y ser orientados por las clases progresivas que rigen cada edad.
¿Qué quieren hacer los Aventureros?
El programa debe abarcar acontecimientos como el Día del Aventurero, días feriados, vacaciones, una ceremonia de investidura, Semana Santa, Día del Niño, del Padre, de la Madre, etc.
Sorpresas, variedad, acción, logros y recreación.
Un progreso constante y sostenido de los Aventureros en sus clases
El programa para el club de Aventureros delineado por la Asociación. (Manténganse en contacto con el coordinador de los Aventureros de la Asociación.)
Un tema específico alrededor del cual deberían girar las actividades del año y del trimestre.
No importa cuál sea este tema, trate de que los Aventureros se desarrollen como niños cristianos y felices.
Tracen un programa equilibrado, en el cual estén presentes el desarrollo del carácter, proyectos de servicio, el desarrollo de habilidades relacionadas con campamentos, la naturaleza, manualidades, y la salud y la seguridad. El programa debe adaptarse también a las condiciones y necesidades particulares del club.

Planificación en la Práctica:
Toda planificación debería considerar los siguientes aspectos en cada actividad:

  • Fecha y horario
  • Lugar
  • Evento
  • Responsable
  • Materiales Necesarios
  • Observaciones

Todo evento está conformado a su vez por cuatro partes:

  • Planificación: ¿Qué vamos a hacer? ¿Cómo vamos a hacerlo? ¿Cuándo vamos a hacerlo? ¿Quién será responsable? ¿Qué elementos serán necesarios?
  • Ejecución: Hacerlo según lo planeado Seguimiento: ¿Cómo lo estamos haciendo? ¿Qué podemos ajustar sobre la marcha?
  • Evaluación: ¿Cómo resultó? ¿Qué hicimos mal? ¿Qué hicimos bien? ¿Cómo podemos mejorar?>

Pautas que conviene recordar El Programa del club no debe ejercer una presión innecesaria ni sobre la familia del niño ni sobre éste. Se debe evitar que el niño esté sometido a tensiones. Mantenga el programa tan cerca del ámbito familiar como sea posible.

Se sugiere que los ejercicios y las marchas no sean de tal naturaleza que exijan demasiado del niño, cuya coordinación física podría no estar lo suficientemente desarrolla todavía. Mantenga el nivel del programa a la altura de las posibilidades del niño.

Programación
El programa ideal tenderá a desarrollar en los niños tanto la obediencia como la responsabilidad por medio de sus aspectos físico, social, mental y espiritual. La enseñanza se basará en la experiencia y en el plan de estudios de los Aventureros.

  1. Aspecto físico: Tareas domésticas: hacer las camas, limpiar los muebles, lavar los platos, limpiar los vidrios de las ventanas, cortar el pasto, cuidar el jardín, lavar la ropa, plancharla, usar la aspiradora, poner adecuadamente la mesa, aprender a cocinar algunas comidas fáciles de hacer, etc. Enseñar y practicar estas tareas en las reuniones del club, para que los niños las aprendan y desarrollen la habilidad de hacerlas bien. Postas: divida a los niños en grupos, para que hagan por turno, en el estilo de carrera de postas, las tareas detalladas más arriba. Juegos: de esta manera se logra que las tareas que se llevan a cabo resulten atractivas. Salidas: a un parque, al zoológico, a un establo, a una comisaría, etc. Para esto, logre que tantos familiares como sea posible participen también. Picnics familiares, campamentos de 1 día. Manualidades sencillas de acuerdo con las habilidades físicas de los niños, para que hagan un trabajo prolijo y bien hecho. (Es más importante la calidad que la cantidad).
  2. Aspecto mental: Alcanzar ciertas metas: con actividades sencillas, no competitivas y que no sean cansadoras. Naturaleza: detente, mira, escucha y descubre. Enseñe menos y experimente más.
  3. Aspecto social: Compartir: ayude a los niños a turnarse al llevar a cabo ciertas actividades, a prestar sus juguetes, a compartir sus alimentos, etc. Juegos: emplee juegos que les enseñen a ser buenos perdedores o ganadores, y como llevarse bien con la gente. Cortesía: anímelos a llevar a cabo un acto de cortesía por día (conserve registros personales).
  4. Aspecto espiritual: Adivinanzas bíblicas. Juegos para probar y desarrollar la memoria. Representaciones e historias bíblicas.
  5. Cánticos e himnos. Trate de que en este aspecto estén incluidos el niño y su familia.
  6. Actividad misionera: Visitas a hogares de ancianos, de huérfanos, guarderías, etc. Adoptar abuelos Enséneles a escribir cartas o tarjetas de agradecimiento, con expresiones de aprecio, y para días especiales. Proyectos de servicio comunitario
  7. Campamentos: Favorezca los campamentos, pero recuerde que es mejor que se trate de una experiencia familiar.
Que Dios te bendiga y que este material te ayude a ser un buen siervo de Dios y amigo de todos