Castores Aventureros Guia Mayor Conquistadores

Búsqueda en Conquismania  

Lo Nuevo

Menú Principal
ListaConquis
ListaClubes
Ayuda
Ideales
emblemas
Uniforme
Historia
Clases
Especialidades
Música
Recursos
Descargas
Instrucciones
Capellania
Consejeria
Sábado
Salud
Arte Acampar
Eventos
Act. Sociales
ConquistARTE
Links
Contactenos
Libro Visitas
Foros
Encuestas
Autor

LOS 10 MANDAMIENTOS DE CONQUISTADORES
POR: HENRY BERGH

"Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura y en gracia para con Dios y los hombres" Lucas 2:52

  1. Amaras al conquistador con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas, usando el tiempo necesario para entrenarlos en pureza, bondad y verdad, ayudándole en sus objetivos a ser sirvo de Dios y amigo de la humanidad.
  2. No olvidaras las promesas hechas a los conquistadores, o darás excusas por olvidar o decir que la promesa era solo un quizás.
  3. Trabajaras con los conquistadores honestamente, en todas las cosas, por que por ejemplo el aprenderá mas que si le estas diciendo.
  4. Recordaras el sábado para guardarlo santo, porque el conquistador escucha tus conversaciones, discierne tu actuar, escucha tu música y aprende rápido del ejemplo, par que el perciba al Señor tu Dios como el Creador de los cielos y la tierra, el mar y todo lo que en el esta.
  5. Honra al conquistador como un niño que puede cometer errores, pero que busca una guía y dirección en su preparación para la vida, y cada vez que se te agote la paciencia con la inmadurez del conquistador, recordaras tus propios errores en esa etapa de tu vida.
  6. No faltaras en escuchar y si el comparte un secreto contigo, lo guardaras para su confianza.
  7. No hablaras falso testimonio, o chisme irrespetuosamente de otros.
  8. Serás justo y consistente en la disciplina, recordando que los valores eternos están en juego y que una herida en esa edad, puede ocasionar una cicatriz que nunca se curara.
  9. Guiaras al conquistador "en contracto con la verdadera belleza, con principios amorosos, con vidas nobles, guiándoles hacia el Ser de todo amor".
  10. No codiciaras tiempo para ti, ni para t esposa, o para tu vecino, porque como parte del personal, debes estar constantemente consciente que cada minuto que gastas con los conquistadores, estas teniendo una influencia sobre ellos que durara hasta la tercera y cuarta generación.


    ¿Y Quién Era Ese Mosquito?

    Jashmín Castañeda Ramírez

    Yo me sentí como agredida personal y conscientemente con la embestida del mosquito zumbando; y cuando me golpeó en la cara, en la oscuridad de la noche, levanté la colcha y traté de abarcarlo encerrándolo dentro de las mantas. Pero he aquí que no lograba cazarlo; en plena oscuridad sentí el rumor y a la par que procuraba eludir la embestida trataba de aniquilarlo.

    Al sentir nuevamente la quietud y el dominio de mi sueño, caí en la cama no sé como y continué con el sueño profundo en el que me hallaba; no pasaron ni diez segundos cuando mi tímpano fue golpeado por ese horrible ruido, me recuerda a la última cuerda de mi violín, ese que toco muy seguido en la iglesia y siempre al afinarlo… sí, es cierto, jajaja, lo comparo con el zumbido de ése que ahora me atormenta.

    No pude más, la almohada estaba sobre mi cabeza…la sábana, la colcha y casi casi el colchón pero aún así seguía la molestia; también me recordó a mi hermanita menor –y la única por cierto- incluso hice un símil muy chusco pues también llega a ser tan molestoncita que debo recurrir al encierro en el baño para relajarme, como ahora lo hago con todo lo que está sobre mí.

    ¿Qué rayos se cree ese mosquito?, tengo tanto sueño, me cuesta trabajo respirar no se si de la desesperación o por todas las colchas que tengo encima, seguramente es un mosco a sueldo… sí, lo habrá contratado esa chava que se la pasa viboreándome en el salón y que se infarta si saco mayor calificación que ella… ¿qué le habrá ofrecido al mosquito?... es capaz hasta de darle su propia sangre con tal de que yo no esté contenta.

    Mosquito…mosquito…¡qué digo yo!,¡moscote!, que no deja dormir, ¿para qué habrá creado Dios a los moscos?, no sirven de nada, sólo se alimentan de cristianos sin culpas, se reproducen y nomás se mueren….-¡hayyy ya déjame en pazzzz!-, le grito mentalmente por que ganas no me faltan de gritarle bien… sólo por que mi hermanita (sí…esa que se parece al mosquito) está durmiendo a unos metros de mí.

    ¡Es cierto, la enana está expuesta a ese bicho castroso!, y luego con las ronchotas que se le hacen… mejor voy a ver si está arropada, total, ese bicho ya no deja dormir.

    Prendo la luz del cuarto y voy a la cuna, pero… noto algo raro en la pequeña, está empapada en sudor, pálida ¿qué le pasa?... toco su carita y esta helada…¡hermana!...¡hermanita!...

    .¡Mamaaaaá!

    Después de lo que pasó he reflexionado mucho; Dios es tan grande que utiliza cualquier medio para advertirnos y hasta bendecirnos, ¿qué gracioso no?, utilizó un mosquito para advertirme y yo pensando tan mal… Eso es lo primero que hacemos ante cualquier situación incómoda; mi hermana se estaba ahogando y Él me advirtió.

    ¿Qué quién era ese mosquito?... caray… no supe su nombre… pero lo que sí estoy segura es que era un vaso de Dios que usó para nuestra Bendición… tú, yo y cualquiera puede ser un mosquito algún día. AMEN


    ALGUIEN SABE TU NOMBRE

    A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre, y las saca. Juan 10:3.

    Oriundo de Escocia, Peter Marshall, uno de los ministros más famosos de los Estados Unidos, permitió que la voz de Dios lo guiara. De niño, al regresar a su casa en la noche, decidió cortar camino cruzando un páramo lleno de canteras de piedra caliza. Como conocía bien el terreno, pensó que podría atravesarlo sin problemas. Aunque el cielo sin estrellas se veía oscuro como un manto negro, Peter se lanzó a andar, saltando entre las rocas y los brezos. De vez en cuando oía el balido lejano de alguna oveja, el vuelo agitado de una que otra ave o el viento que soplaba en el brezal. Por lo demás, se encontraba totalmente solo.

    De pronto, oyó una voz que lo llamó con urgencia:

    —¡Peter!

    Sobresaltado, contestó:

    —Sí. ¿Quién me llama? ¿Qué quiere?

    Nadie respondió; sólo un poco de viento sobre el brezal desierto... Pensó entonces que tal vez sólo le había "parecido" oír aquella voz. Siguió caminando, pero nuevamente la voz lo llamó aun con más urgencia:

    —¡Peter, Peter!

    Se paró en seco y aguzó la mirada, en el afán de distinguir algo o a alguien en la oscuridad. ¿Quién estaría allí? Al inclinarse hacia adelante, tropezó y cayó sobre sus rodillas. Extendiendo la mano para tantear el suelo delante de él, Peter notó... sólo aire... ¡una cantera! Tanteando cautelosamente en semicírculo, alrededor de sí, se dio cuenta de que ! estaba al borde de una cantera de piedra caliza. De haber dado un paso más, habría caído al vacío. De no haber atendido a la voz de Dios, habría muerto allí mismo. Se salvó de una . muerte segura, porque Alguien sabía dónde estaba y cuidó de él.

    Dios nos conoce por nombre. No somos parte de una mancha cósmica en el universo.

    Dios nos formó. Somos suyos. Nos cuida. Nos ama. Nos conoce personalmente. Le importamos. Puede que a veces nos sintamos solos, pero él siempre está donde estamos, llamándonos por nombre, llamándonos a la seguridad de sus brazos, llamándonos a casa.

    Elena G. de White escribió: "Jesús nos conoce individualmente, y se conmueve por el sentimiento de nuestras flaquezas. Nos conoceatodospornombre-Conocelacasaenque vivimos, y el nombre de cada ocupante. Dio aveces instrucciones a sus siervos para que fueran a cierta calle en cierta ciudad, a tal casa, para hallar a una de sus ovejas" (El Deseado de todas las gentes, p. 445).

    Así nos ama Jesús. Lo que nos preocupa, le preocupa; lo que nos hiere, lo hiere. Somos sus hijos. Sus intereses están ligados a los nuestros. Permita hoy que su corazón se regocije en la seguridad del cuidado amoroso, íntimo y personal de Cristo por usted.


    Un maestro enviado por Dios.

    Gálatas 4:4,5 : "Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo... para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos."

    En ocasión de la primera venida de Cristo, tinieblas curbrían la tierra y oscuridad las naciones. La verdad miraba desde los cielos y en ninguna parte podía discernir el reflejo de su imagen. La oscuridad espiritual había cubierto el mundo religioso, y esta oscuridad era casi universal y completa...

    Todo proclamaba la urgente necesidad que tenía la tierra de un Maestro enviado de Dios, un Maestro en quein se hubieran unido la divinidad y la humanidad. Era esencial que Cristo apareciera en forma humana, y estuviera a la cabeza de la raza humana, para elevar a los caídos seres humanos.

    Cristo se ofreció para poner a un lado su manto real y su corona y regia, y venir a esta tierra para mostrar a los seres humanos lo que pueden llegar a ser si cooperan con Dios. Vino para brillar en medio de la oscuridad, para disipar las tinieblas con el resplandor de su presencia.

    En consulta, el Padre y el Hijo decidieron que Cristo debía venir al mundo como un niño, y vivir la vida de los seres humanos desde la niñez hasta la madurez, soportar las pruebas que ellos deben soportar, y al mismo tiempo vivir una vida sin pecado, como para que los hombres pudieran ver en El un ejemplo de lo que podrían llegar a ser, y para que El supiera por experiencia cómo ayudarles en sus luchas con el pecado. Fue aprobado como es probado el hombre, tentado como es tentado el hombre. La vida que vivió en este mundo la pueden vivir los hombres por medio de su poder y bajo sus instrucciones...

    Los patriarcas y los profetas habían predicho la venida de un distinguido Maestro, cuyas palabras estarían revestidas con poder y autoridad invencibles. Habría de predicar el Evangelio a los pobres, y proclamar el año aceptable del Señor. Habría de traer juicio a la tierra; las costas debían esperar su ley; las naciones andarían a su luz, y los reyes al resplendor de su nacimiento. El era el "angel del pacto" y el "Sol de justicia"... <--!pagebreak--> Y "cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo"... El Maestro celestial había venido ¿Quién era? Nada menos que el Hijo de Dios mismo. Apareció como Dios y al mismo tiempo como el Hermano mayor de la raza humana. Signs of the Times, 17 de mayo de 1905

    Practicaba lo que enseñaba... El era lo que enseñaba. Sus palabras no sólo eran la expresión de la experiencia de su propia vida, sino de su propio carácter. No sólo enseñó la verdad; El era la verdad. Eso fue lo que dio poder a su enseñanza.-
    La educación, págs. 78, 79

    Cristo se pusó en nuestro lugar ¿Nos ponemos en el lugar de El cuando debemos tomar decisiones para nuestra vida?


    Los Valientes de David

    1 Samuel 22

    La Biblia es sin lugar a dudas la fuente de inspiración y conocimiento más precisa que uno puede llegar a conocer, pues en ella encontramos la manera en que Dios lleva adelante sus planes, y como El se vale de aquellos que para el mundo no tiene ningún valor y por el contrario, llegan a ser lo despreciado y desechado de la sociedad. En este pasaje Dios revela que aun lo más vil, en sus manos puede tomar valor y significado, y que estas personas son también importantes para Él, pues para manifestar su gloria a la humanidad esta elección de Dios declara que no es con fuerza ni con ejercito sino con su poder. Dios muestra que, en muchos casos sólo aquellas personas que se ven sin futuro dentro de la sociedad pueden Llegar a cumplir sus planes, pues es a partir de no tener nada y no ser nada, que muchos se dan cuenta que para Dios son importantes, cuando son convocados por Él. David es un ejemplo de que cuando hay alguien dispuesto a cumplir con la voluntad de Dios, es Dios quien se hace cargo de todas las cosas que uno pueda llegar a necesitar para cumplir esos planes, y por supuesto que, lo que uno ve con sus ojos naturales, no es para nada apto según nuestra vista, pero el hijo de Dios no anda por vista sino por fe.

    1. Dios conoce el corazón 1 Samuel 16:7. Por mas que el hombre piense que ya todo lo perdió, o qué valor puede tener en la vida para alguien, allí es donde se ve la gloria y la gracia de Dios, haciendo todo lo contrario a lo que los hombres harían.

    2. Todo ser humano tiene un potencial asombroso, pero las circunstancias de la vida tienden hacerlo desaparecer. 1 Samuel 17:24.

    3. Es en esta condición también en la que el hombre no puede creer que Dios puede levantar valientes para la batalla, en esta condición todo lo ve imposible. 1 Samuel 17;28.

    4. El desecho del mundo, para Dios es material de primera. 1 Corintios 1;26-29; 1 Samuel 22;2

    Sólo Dios cuenta la historia de estos valientes, pues no son del tipo de valientes a los que el mundo esta acostumbrado, estos seguro que no tienen galardones por lo que pudieron llegar hacer, ya que es muy difícil para el hombre reconocer la soberanía de Dios, pero de todas maneras y a pesar del hombre, Dios lleva adelante sus planes escogiendo a quien Él quiere y usándolos como Él quiere, pues ya sabe el final de la historia, y no puede esperar a que el hombre en su inteligencia apruebe lo que Dios hace.

    Es por eso que en este día, esta palabra esta dirigida a todo aquel que se vea reflejado en la figura de aquella persona, pues hay terreno que conquistar y hay pueblos que liberar, esas personas están aquí en este día y Dios los esta llamando, pues en su libro hay lugar para sus nombres. 2 Samuel 10;6-7,; 23:8.


    ¿Dónde Le Has Puesto?

    Una de las explicaciones que me llaman la atención en la Biblia en cuanto al relato de la resurrección, es la que da el Evangelio según San Juan cuando relata que, llegada la mañana, vinieron las mujeres al sepulcro donde estaba el cuerpo de Jesús entre las cuales se encontraba María Magdalena, mas se encontraron con la sorpresa que la piedra estaba removida y la tumba vacía; las otras mujeres se van pero queda María Magdalena llorando por una causa... el cuerpo de Jesús no está y ella desea encontrarlo. Por un momento vamos a recordar quién era en sí María Magdalena y que había hecho Jesús con ella, para que ahora ella quiera desesperadamente encontrar a su Señor; ella fue una mujer a la cual Jesús le hizo libre de espíritus que la atormentaban, en realidad Jesús sólo le había hecho un bien y ella eso no lo olvidó jamás ya que cuando Jesús iba camino a ser crucificado, ahí estaba ella y aún estando en la cruz, ella también estaba presente; en realidad ella lo llegó a amar tanto que ahora que no estaba el cuerpo lloraba quizá de impotencia por no saber dónde lo encontraría y quién lo había hurtado. De pronto un hombre se acerca, ella creyendo que es el hortelano le pregunta con dolor y lloro: "Si tú te lo llevaste, dime dónde le has puesto para que yo vaya por Él".

    ¿No crees que es un amor tan grande, tanto que su lloro de tan profundo que fue, hizo que el Señor llegara hasta ella?

    Ahora, yo te quiero preguntar a ti que lees estas líneas: ¿Cuánto ha hecho el Señor por ti y de cuántas cosas te ha liberado? ¿En realidad tu amor y agradecimiento hacia El han sido tan grandes como los de María Magdalena, tanto como para que le busques desesperadamente diciendo que si le encuentras irás hacia El y le cargarás? En realidad deseo que esta epoca de resurreción te haga ver más claramente al Maestro, porque Él viene como el Esposo que desea a su amada....¿¿¿LE DESEAS TÚ TAMBIÉN???

    RECUERDA: "El sólo vendrá como Salvador por aquellos que desean y aman su venida"


    Cosas Pequeñas

    "Y Jehová dijo: ¿Qué es eso que tienes en tu mano? " Exo. 4:2.

    Esa fue la pregunta de Dios a Moisés en el desierto de Madián. Lo mismo nos pregunta hoy a nosotros. Moisés tenía solo una vara, que había cortado de un árbol. En nuestra mano puede haber una herramienta, una cacerola, un pito, una cuerda, una maquina de coser, una computadora o una pluma esferográfica. Sea lo que fuere, como en el caso de Moisés, puede transformarse en un poderoso instrumento para Dios.

    Moisés arrojó su vara ante Faraón, y se tornó una serpiente que devoró las otras varas. Golpeó el Nilo con ella, y el agua se transformó en sangre; la extendió sobre los arroyos de Egipto, y estos echaron fuera ranas; tocó con ellas el polvo, y cada grano de arena se convirtió en un piojo. La sostuvo hacia el cielo, y cayó granizo y fuego. La extendió sobre el Mar Rojo, y se abrió un sendero a través del agua. La mantuvo en alto sobre los amalecitas, y aquella aguerrida tribu sufrió la derrota. Golpeó con ella la roca, y broto a chorros el agua vivificante.

    Una quijada en la mano de Sansón inició la caída de los filisteos; una piedra en la honda de David deshizo a un ejército; un poco de tierra y saliva curó a un ciego; la merienda de un niño alimentó a diez mil personas: Alguien podría argumentar que en estos dos últimos casos se trata de milagros de Jesús, y que eso está fuera de nuestro alcance. Pero, ¿no hizo milagros Sansón? ¿Y no fueron milagros los de Moisés? ¡ Y no fue milagro que David matar a Goliat? Una definición de milagro es “poder divino usado o sumado” al esfuerzo humano. ¿No guió Dios la piedra de David? ¿No le dio a Sansón su fuerza? ¿No realizó Dios, acaso los milagros con la vara de Moisés? Dios usó a un ser humano, el cual a su vez utilizó una cosa pequeña, para cumplir el propósito divino.

    Volvamos a nuestra situación. Nosotros también estamos provistos de cosas pequeñas, y como los profetas de antaño podemos emplearlas para Dios. ¿Que no tienes un título académico? Tampoco lo tenía Pedro. ¿Que tienes que atender tu hogar? También Priscila estaba en esa situación. ¿Que no sabes por donde empezar o cómo iniciar el trabajo para el Señor? Tampoco Amós lo sabía. Pero todos ellos tenían una cosa en común: amaban al Señor por sobre todas las cosas; Dios era lo principal en su vida. A partir de allí los instruyó, los guió y les dió poder. Lo mismo hará por tí y por mí, si le amamos lo suficiente.


    Poder invencible

    "Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas mi desmayes, por que Jehová tu Dios estará contigo en donde quiera que vayas. Jos.1:9."

    Moisés, el que había dirigido a Israel durante cuarenta años, había muerto, y ahora la pesada carga de la dirección descansaba sobre los hombros de Josué. Ante los israelitas se extendía una tierra aparentemente poblada por gigantes; el obstáculo inmediato era un río desbordado. Josué no había recibido instrucciones acerca de como vadearlo, pero cuando dios se encontró con el, le dijo simplemente: ve; mira que te mando. ¿que otra seguridad necesitas? Eso implicaba: si te mando a hacerlo, no hace falta nada mas.

    Esto nos recuerda a pedro cuando vio a su señor caminar sobre el mar de galilea. “señor- dijo-, si eres tu, manda que yo vaya a ti sobre las aguas” (Mat.14:28). En otras palabras: señor, si me ordenas ir a ti, se que puedo hacerlo.

    A diferencia de Josué nosotros no luchamos contra ejércitos humanos, pero no por eso son menos reales nuestras luchas. “no tenemos luchas contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”, (efe. 6:12). Pero disponemos de la poderosa palabra de dios, que todo el universo obedece. “las armas de nuestra milicia no son carnales” sino poderosas en dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia de cristo” (2 cor. 10:4,5 ).

    Todos los fracasos personales registrados en la Biblia ocurrieron cuando los individuos no confiaron en el poder divino: Abram con faraón, moisés cuando hirió la roca, el rey Saúl. Por lo contrario todos los éxitos personales de la Biblia ocurrieron cuando los individuos confiaron plenamente en Dios: Enoc y Noé, los tres amigos de Daniel, Pablo ante Nerón, Dios nos llama a nosotros para que también seamos sus ejemplos. Es nuestro privilegio decir con Pablo: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

    “Todos sus mandamientos son habilitaciones” (PVGM 268). “Toda vez que la Iglesia, en cualquier época, abandonó sus pecados, creyó la verdad y anduvo en ella, fue honrada por Dios. Hay en la fe y en la humilde obediencia un poder irresistible” (5T 484).


    Nuestro Dios es Feliz

    "La cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores. 1 Tim. 6:15.

    Tal vez nunca hayamos pensado que Dios es feliz. Muchos lo ven severo y retraído y lo consideran como un juez ligeramente más dispuesto a condenar que a absolver.

    Sin embargo, nuestro Dios es feliz. Nuestro texto lo llama bienaventurado. La palabra griega que indica tal expresión es makarios, la cual puede traducirse correctamente como “feliz”. Esa es la manera como las versiones populares traducen esta palabra en las Bienaventuranzas . Marvin R. Vincent dice que makarios : “Viene a ser el expreso símbolo de una felicidad de una felicidad identificada con la pureza del carácter” (Word Studies in the New Testament, Wn. B. Eerdmans Publishing Co., tomo 1, pág. 35). Sin lugar a dudas, esto se aplica a Dios más que a ningun otro ser.

    Por supuesto, debemos ser cuidadosos de no representar a Dios como a un jovial Papá Noel que se ríe a carcajadas. A menudo este tipo de hilaridad no es más que un manto para cubrir la inseguridad.

    Siendo, por definición, “un estado de verdadero bienestar”, la felicidad puede existir a pesar de las circunstancias adversas. Alguien podría decir : “¿ Cómo puedo ser feliz si mis padres no me ayudan a pagar los gastos del colegio ?”, o “¿ Cómo puedo ser feliz si mis hijos están enfermos ?” Si el que todas las cosas anden bien es un requisito para ser feliz, Dios quedaría excluido de la felicidad. El tiene que enfrentarse con un mundo de pecado, con gente que lo blasfema, que lo ignora. En buena medida, Satanás todavía está arrojando una sombra sobre el universo de Dios. ¿ Cómo puede Dios ser feliz a pesar de todas estas cosas ? La pregunta es : Dios está por encima de todos los problemas. Tiene la solucióm para ellos, por lo tanto no lo abruman.

    En esa actitud podemos encontrar el secreto de una vida de gozo. Podemos compartir la felicidad de Dios cuando aprendamos a sobreponernos a nuestro problemas, poniéndonos del lado de Dios, que es el mayor de todos ellos. En resumen, es un asunto de perspectiva.

    Y podemos tener ahora esa perspectiva. Las escrituras afirman : “ El que confía en Jehová es bienaventurado” ( Prov. 16:20).

     

    Como Conquistadores, como líderes, como Guías debemos demostrar al mundo que somos hijos de un Padre Feliz, al trabajar, al limpiar, al exhortar, al dirigir, al predicar, al realizar servicio público o comunitario, que una Sonrisa domine nuestro rostro.

    "El corazón alegre hermosea el rostro", "El corazón alegre constituye buen remedio" dice el Sabio Salomón, hermoseemos nuestro rostro y tengamos bueba salud, demostrando la alegría de ser hijos de Dios, ayudar al necesitado e imitar a nuestro Señor Jesús"

    www.conquismania.cl